ESDEVENIMENT

No man’s sky_Miquel García

Us convidem a la inauguració de l’exposició No man’s sky  de Miquel García, el pròxim dijous dia 16 de juliol a les 19.30 h.

A l’exposició es presentaran els projectes Flagged No man’s sky.  La mostra reflexiona entorn del concepte de pàtria e identitat. Per aquesta ocasió l’artista ha desenvolupat una sèrie d’intervencions a diferents punts del barri de l’ Òstia (La barceloneta). Els resultats es podran veure a la nostra galeria a partir del dia de la inauguració fins al 15 d’agost, de dilluns a divendres de 10.00 a 20.30 h.

Com sempre comptarem amb la col·laboració dels nostres patrocinadors Estrella Damm i El vi a punt per refrescar-nos la vetllada.

Us hi esperem!

NO MAN'S SKY_MiquelGarcia

 

Usus factis

Imaginar la no-bandera es un ejercicio que la cultura contemporánea ha ensayado con profusión: desde los fémures de Marcel Broodthaers, los pabellones mineros de Antonio Caro o las telas en descomposición de Claire Pentecost. La intempestiva bandera negra (la anti-bandera) o incluso el fenómeno del arcoíris global que instauró el consenso en Facebook hace unas semanas, no hacen sino subrayar el anacronismo de ciertas reivindicaciones abanderadas. Sin embargo, No man’s sky tiene la voluntad de ir más allá del cuestionamiento del propio objeto insignia, recuperando aquella expresión bien extendida de “terra nullius”. Durante las colonizaciones, terra nullius resultó el argumento idóneo para la conquista de los territorios desocupados, pero al mismo tiempo, terra nullius retoma aquel imaginario precapitalista en el que la concepción de la tierra estaba ligada a su valor uso. Desde esta perspectiva marxista, las Flags de Miquel García parecen apelar al antagonismo entre el valor de uso y valor de consumo, reactualizando la consigna de Henri Lefebvre del “derecho a la ciudad” por un “derecho al cielo”. Pero como indicaría Giorgio Agamben, el usus factis es, en efecto, un uso sin derecho, una forma de vida que desborda la condición de derecho y pertenencia, y que se inscribe necesariamente en el espacio común de los cuerpos. Es de esta manera, que el trabajo Flagged de Miquel García se sitúa en la esfera de la biopolítica, inventando un negativo de la historia donde los vencedores del pasado, ya no interpelan a los vencidos, sino que apuntan a un espacio etéreo compartido, que es, en último término, donde se proyectan los deseos comunes.

DIANA PADRÓN